Unos días antes

Como siempre digo, nadie nace siendo modelo.
Así es como empiezan mis sesiones de preboda. Al principio salen esas risas vergonzosas que tanta gracia hace pero en cuestión de minutos se van haciendo a la cámara y cogiendo el gustillo a esto de ser fotografiados, la pareja debe disfrutar del momento, del entorno.
Relajarse y crear su propia burbuja y sentir el amor el uno del otro. A partir de ahí, todo sale. Como resultado ellos mismos.

Espero que os gusten las imágenes tanto como yo las disfruté.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR